6 TIPS para estimular adecuadamente a tu bebé - Kidü

6 TIPS para estimular adecuadamente a tu bebé

La estimulación temprana puede iniciar desde el embarazo, ya habrás oído que hablarle, contarle un cuento, ponerle música, luces y sonidos, van a ocasionar reacciones en el bebé, se va a mover más o va a reaccionar al estímulo que le estás proporcionando.

Cuando tu bebé nace, cada caricia, cada palabra y cada cosa que hagas, lo está estimulando y le da herramientas para aprender del medio que lo rodea.  Los bebés conocen el entorno a través de sus sentidos, así que vamos a ofrecerle estímulos que le permitan un adecuado desarrollo a partir de esto.

ESTRATEGIAS BÁSICAS PARA ESTIMULAR A TU BEBÉ EN CASA

  1. Hablarle

    Háblale a tu bebé mientras lo bañas, lo vistes, lo cambias, le das de comer o le juegas; cuéntale lo que estás haciendo, qué parte del cuerpo estás lavando, si lo que come es caliente o frío, si la cobija es suave, si el sonajero es rojo, en fin descríbelo todo. Así trabajas el área sensorial, la conciencia de su cuerpo y el lenguaje.

  2. Masajes

    Hazle masajes a tu bebé con crema o aceite vegetal, es importante que no lo hagas antes o después de comer. Inicia por las piernas, que es la parte menos sensible del cuerpo, con las dos manos haz movimientos de arriba hacia abajo como “ordeñando” la pierna, repite el ejercicio con la otra pierna. Toma su pie y gíralo en círculos suavemente en las dos direcciones, luego acaricia con una presión suave la parte de arriba del pie desde el tobillo hacia los dedos, con el pulgar, haz círculos en la planta del pie, por último, con el índice y el pulgar toma cada dedo del pie y estíralos suavemente hasta que tus dedos se resbalen hasta la punta del de tu bebé, hazlo en todos los dedos y repite los mismos ejercicios en su otro pie. Ahora toma uno de sus brazos y realiza el mismo movimiento de “ordeño” de las piernas, desde la axila hasta la muñeca, toma su mano y gira la muñeca en círculos suaves en las dos direcciones, con tu pulgar traza círculos pequeños en toda la palma de la mano y repite el mismo ejercicio de los dedos del pie con los dedos de la mano; realiza los mismo ejercicios con el otro brazo y mano. Junta tus manos como si estuvieras rezando en la mitad del pecho de tu bebé, luego abre tus manos y deslízalas hacia los lados apretando con suavidad tus palmas sobre su pecho, repítelo varias veces. Ahora alternando tus manos, coloca una en la parte superior de su pecho, Acarícialo con suavidad hacia abajo por todo su tronco repitiendo este movimiento varias veces. Ahora acuesta a tu bebé boca abajo, haz círculos pequeños con las puntas de tus dedos a cada lado de su espina dorsal, desde el cuello hasta las nalgas. Termina con caricias firmes y largas desde los hombros hasta los pies. Una vez terminado el masaje, ponle el pañal, abrázalo y si es el momento, dale pecho. El masaje lo relaja y fortalece el vínculo mamá-bebé, seguramente se quedará dormido o muy tranquilo. Este masaje, le ayudará también a dormir mejor en la noche, así que entre el baño relajante de la noche y la pijama, es ideal que hagas un masaje para que pueda dormir tranquilo.

  3. Léele

    Léele un cuento. Dedica un momento del día para leer cuentos, sin suprimir el que leen antes de dormir; los cuentos son una herramienta maravillosa para que los niños desarrollen habilidades y aprendan sobre diferentes temas, además desde muy pequeños están adquiriendo el hábito de la lectura. Así estimulas su lenguaje, le abres la puerta a historias maravillosas y le enseñas a manejar situaciones difíciles para él.

  4. Tarjetas didácticas

    Hacer tarjetas caseras en negro, blanco y rojo sobre diferentes temas te van a ayudar mucho, por ejemplo: de animales, de su familia, los colores, etc., y cuando sea más grandecito puedes hacerlas también de colores.

  5. Texturas

    Utiliza lo que tengas a tu alcance: esponjas, plumas, pelotas, telas diferentes, cepillos, etc., van a permitirle a tu hijo explorar diferentes texturas. Fíjate en sus reacciones porque no todas las texturas son agradables para todos los bebés, si no le gusta, mejor no lo hagas; esto te ayudará a conocer lo que le gusta y lo que no.

  6. Música

    La música es maravillosa para estimular a tu bebé, puedes hacer sonidos suaves en un oído y luego en el otro, acostado boca arriba y luego boca abajo para que levante la cabeza y busque la fuente de sonido. Baila con tu bebé alzado todo tipo de música, cántale, cómprale instrumentos y hagan una banda, jueguen con pañuelos al ritmo de la música y cambia el volumen y el tono de vez en cuando para que escuche otras frecuencias y ritmos.

    Recomendaciones

    Estimula los dos lados del cuerpo en la misma cantidad y de la misma manera, ten en cuenta que hay momentos para estimular a tu bebé y también momentos de descanso y tranquilidad, no olvides que puedes sobre estimularlo si te excedes en los ejercicios, cuando le hagas una actividad sensorial que lo altere o emocione, procura terminar con una actividad más tranquila y relajante.

 

Existen muchos ejercicios diferentes para estimular a tu bebé y de pronto tu casa se te queda corta para hacerlos, una piscina de pasta, pintura con el cuerpo, entre otros; es por eso que te recomiendo complementarlo con un centro de estimulación donde contarás con profesionales capacitados que podrán no sólo enseñarte la mejor manera de estimularlo sino que también te orientarán sobre la etapa de desarrollo de tu bebé y las pautas de crianza que podrás usar en casa; además realizarán ejercicios que en casa probablemente no harás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *